El Diablo – Significado carta del Tarot

El Diablo - Significado en el Tarot

El significado de la carta del Tarot El Diablo hace referencia a la violencia, el enfado, los celos, las trampas, el resentimiento, la envidia, auto engañarse, ser egoista.

Si te aparece en la tira, te está avisando de una trampa, de que vas directo a una situación desfavorable para ti de la que no puedes escaparte, o que vas por un camino que te llevará a ella. Si al ver la carta reaccionas a tiempo, puedes tomar medidas para intentar evitarla, pero quizá sea demasiado tarde, sólo el tiempo lo dirá.

No es una carta que prediga un mal que vaya a suceder seguro, sólo es un aviso de que puede pasar y te aconseja que seas prudente. Según la zona de la tirada donde aparezca, y las cartas que la rodean, dependerá el tipo de trampa en la que puedes caer, y las medidas que debes tomar para librarte de ella.

Significado de la carta El Diablo en la vida

Si te aparece en la tirada, aquí tienes el significado de la carta del Tarot El Diablo en un contexto de pasado, presente y futuro.

Pasado

Cuando aparece en la tirada haciendo referencia al pasado significa que te equivocaste en una decisión que tomaste, y ese error te va a retrasar en tu desarrollo personal o laboral.

Presente

Se acerca un acontecimiento que variará el transcurso normal de tu vida, pero no puedes hacer nada para evitarlo, no tienes el control. Todavía no puede saberse si va a ser para mejor o para peor, pero debes mantenerte fiel a tu persona.

Futuro

En el futuro se desarrollará un cambio en tu vida que no podrás controlar, pero todavía estás a tiempo de dirigirlo hacia tu beneficio si dejas de auto engañarte y valores todavía más tu yo interior.

En la tirada

Si la carta de El Diablo te sale en una tirada, principalmente significa cosas negativas, sentimientos como la ira, el miedo, la tentación o actos violentos. Posiblemente estés atrapado en una relación que te perjudica, eres adicto a alguna sustancia, o estás envuelto en una red de mentiras, ya seas tú el que las promueve o el que las sufre.

Si has hecho una pregunta de sí o no, la respuesta es claramente NO.